sábado, 26 de marzo de 2016

Como obtener la ciudadanía israelí sin ser judío y siendo pareja de un ciudadano israelí

En éste post voy a explicar cómo obtuve la ciudadanía israelí sin ser judío, por el hecho de vivir en Israel durante casi 8 años y de estar casado con una ciudadana israelí por casi 2 años. Para comenzar quiero aclarar que en Israel se habla oficialmente de 4 maneras de obtener la ciudadanía: por nacimiento, por la Ley del Retorno, por residencia y por naturalización. Explicado en palabras simples:
  • Por nacimiento: le pueden dar ciudadanía si nació en el país, si uno de sus padres es israelí o si, sin tener padres israelíes, nació en Israel y nunca ha tenido otra nacionalidad (no aplica para refugiados).Esta manera de obtener la ciudadanía israelí es un poco complicada, he escuchado en las noticias de algunos casos de mujeres que se han casado con hombres israelíes sin ser judías o israelíes, vienen a vivir a Israel, tienen hijos y luego su pareja lamentablemente muere antes de haber terminado el proceso de obtención de la ciudadanía. En esos casos Misrad Hapnim (ministerio del interior en Israel) algunas veces se abstiene de otorgar la ciudadanía tanto a la pareja como al niño, por no tener ya ningún vínculo con Israel (algo ilógico pero que al parecer sucede).
  • Por la Ley de Retorno: si usted tiene antepasados judíos hasta la tercera generación, es decir si uno de sus abuelos paternos o maternos eran judíos y usted tiene forma de comprobarlo, generalmente con sus apellidos. Esta ley también aplica para personas que se convirtieron al judaísmo de la manera ortodoxa (que es la única válida) y para los conyugues de personas judías que quieran hacer Aliya. Si usted se convierte al judaísmo por la manera ortodoxa (éste proceso es largo y dispendioso, puede durar hasta 3 años en los que lo tratan de convencer de no convertirse) debe entrar en contacto con la Agencia Judía en su país al finalizar el proceso y así hacer Aliya "como dios manda". De otra manera, si usted simplemente viaja a Israel e ingresa como turista, lo más probable es que no sea reconocido como ciudadano. Aclaro también que la conversión por el método tradicional o masortí, o por el método "reformi", no es aceptada en Israel para hacer Aliya. También aclaro que toda persona que se convierta, sin importar el método, no podrá casarse luego en Israel, y tampoco sus hijos podrán hacerlo (¡be hatzlacha im ze!).
  • Por residencia: aplica si usted vivía en Israel antes de 1948 y se quedó en el país hasta 1952 (no aplica para casi nadie). Este caso no es muy relevante hoy en día así que no entraré en detalles.
  • Por naturalización: Si ha vivido en Israel durante 5 años de manera legal, demuestra intenciones de quedarse a vivir en Israel, tiene intenciones de convertirse en ciudadano israelí y está dispuesto en casos específicos, a renunciar a su ciudadanía original si es necesario. Este es el caso que aplica a todos los que NO somos judíos, tenemos pareja israelí y hemos vivido en Israel más de 5 años.

¿Entonces, cuál es el proceso para obtener la ciudadanía israelí como pareja no judía de un ciudadano israelí?

Para obtener la ciudadanía no existe un proceso como tal. Lo que sí existen son requisitos que se deben cumplir para obtener la ciudadanía israelí y de éstos requisitos hay cuatro que son los más importantes:
  1. Estar legalmente casado en Israel (éste es un proceso por sí mismo y lo explico aquí).
  2. Tener teudat zehut (documento de identificación israelí) por lo menos durante 4 años. Esto puede lograrse estando casado o habiendo demostrado que se es pareja de un ciudadano israelí.  Estando casado usted obtiene la teudat zehut luego de 1 año, y sin estar casado, usted obtiene la teudat zehut luego de 3 años) por lo que mi recomendación es casarse lo antes posible.
  3. Vivir en Israel y tener la intención de quedarse en el país, por lo menos durante el tiempo que se requiera hasta que se le otorgue la ciudadanía.
  4. No hacer ningún acto que atente contra el país como por ejemplo negar el holocausto. Fácil de cumplir si usted no planea ser activista político o pro-árabe.
Los tiempos son importantes para programarse y hacerse a la idea de lo largo que puede ser todo el procedimiento. Y el tiempo varía en cada caso según como cada uno haga el proceso.

En mi caso, se puede decir que tomé el camino más largo. Yo ingresé al país como pareja de una ciudadana israelí y así me registré en Misrad Hapnim obteniendo mi visa de trabajo B1 después de 4 meses.

Luego de un año de estar aquí en Israel con ésta visa de trabajo, me dieron mi teudat zehut y la visa A5 (la ley ya ha cambiado y ahora los tiempos son 3 años con visa B1 y sin teudat zehut para luego si obtener la visa A5 y la teudat zehut).

Luego de 6 años de estar viviendo en Israel decidimos casarnos para lo cual viajamos al exterior y luego registramos los documentos de nuestro matrimonio en Misrad Hapnim. El proceso de casarse en el exterior y registrar los documentos en Israel, como ya lo mencioné, es todo un procedimiento en sí mismo y lo relato en el post: Cómo contraer matrimonio con un ciudadano Israelí y presentar los documentos en Israel para que el matrimonio sea reconocido.

1 año y medio después de haber registrado el matrimonio, en Misrad Hapnim de Ramat Gan (en mi opinión la mejor Misrad Hapnim que existe en Israel) nos dieron la buena noticia de que podíamos presentar la solicitud de acortar el procedimiento de ciudadanía israelí, de 4 años a 1 año y medio (puesto que yo ya tenía mi teudat zehut durante 6 años, ellos estaban dispuestos a acortar el proceso). Cabe aclarar que si nos hubieramos casado desde un principio, yo habría obtenido mi ciudadanía luego de 5 años (1 con visa B1 y 4 con visa A5 y teudat zehut).

Desde el momento en que nos dijeron que podíamos presentar la solicitud, escribimos una carta a mano en la que manifestamos nuestras intenciones de vivir en Israel y conformar una familia. Luego llenamos un formulario especial para estos casos. En éste formulario se debe aclarar que se desea obtener ciudadanía o residencia permanente, en mi caso, por supuesto que decidí optar por la ciudadanía y no por la residencia, ya que la ciudadanía es para siempre (excepto si se hacen actos en contra del país), mientras que la residencia permanente es sólo válida por 10 años, luego de los cuales se puede perder si se vive en el exterior por muchos años.

Presentamos entonces el formulario y pagamos una suma cercana a los 2 mil shekels para transferir el folio o tik (es algo así como un pago por estudiar el caso). Luego de presentar el formulario nos citaron a una entrevista, muy similar a las que ya habíamos hecho durante los años que estuvimos como pareja no casada, y en la que nos preguntan sobre asuntos de la vida diaria para comprobar que vivimos juntos. Después de la entrevista tuvimos que esperar más o menos un mes y medio para posteriormente recibir una carta en la que nos confirmaron que me aceptaban como ciudadano israelí y proponían una fecha y hora para llevar a cabo el proceso de "hitazrechut" o "ciudadanización".

Fuimos a misrad hapnim en el día y la hora anotados en la carta que recibimos y allí nos llamaron a una sala en la que no habíamos estado nunca, y en la que fuimos atendidos por la directora de misrad hapnim de esa sucursal, alguien con quien nunca habíamos tenido contacto durante todos esos años. Allí se me pidió leer una frase escrita en un documento y en la cual estaba escrito que seré leal al país. La señora muy amable me preguntó si entendía lo que estaba escrito, a lo que respondí que sí. Luego ella me pidió firmar el documento y me entregó un certificado de ciudadanía y el himno de Israel. Después me acompañó a una de las ventanillas en la que me dieron mi teudat zehut azul (la anterior era de color naranja ) y la cual certifica que soy ciudadano israelí.

Así terminó todo el proceso, ahora soy un ciudadano de éste país.
Con la ciudadanía se obtiene el derecho a votar y a salir del país por el tiempo que se desee sin perder el derecho a ser israelí. Hay que tener en cuenta que se tiene el derecho a solicitar el pasaporte israelí y en un principio se lo darán con validez de 1 año. Si durante ese año se abandona el país, luego no le darán pasaporte por algún tiempo a manera de castigo.
Otra cosa a tener en cuenta es que después de convertirse en ciudadano israelí, se podrá salir del país únicamente con pasaporte israelí. Si no se tiene, o no le dan como castigo por haber abandonado el país por más de 1 año, entonces le darán una especie de libreta con la que se podrá salir del país, pero esa libreta no servirá para nada en el exterior, es decir, no hace las funciones de pasaporte.

Aclaro que dodo lo escrito arriba no aplica para parejas del mismo sexo, es decir parejas homosexuales. Para parejas gay lamentablemente el procedimiento es mucho más largo y la ciudadanía es muy difícil de obtener. Tengo un amigo que luego de 8 años de estar casado son su pareja y 7 años de estar con teudat zehut, el país no está dispuesto a darle la ciudadanía, y en caso de querer darle la ciudadanía, es requisito primordial que él renuncie a su ciudadanía (cosa que no ocurre con las parejas heterosexuales).

Espero que la información sea de ayuda. Hay que tener en cuenta que los tiempos, requisitos y procesos pueden cambiar de una Misrad Hapnim a otra. En la zona central de Israel como en Tel Aviv, Ramat Gan, Hertzelya, etc, tienden a ser más abiertos y respetuosos de la ley, en la periferia y ciudades más religiosas, los procedimientos pueden ser entorpecidos por funcionarios religiosos. Así que no es de extrañar si le hacen la vida más difícil por ser mujer (puesto que la religión judía se transfiere por la madre y no por el padre, hay funcionarios que no son amigos del proceso) o por ser una pareja homosexual.
En mi opinión vale la pena hacer el proceso para ser reconocido como ciudadano. Además de dejar de ir a Misrad Hapnim cada año a presentar los documentos, se obtiene la libertad de abandonar el país para vivir en otro, con la certeza de que se puede regresar a Israel sin tener que hacer todo el tedioso proceso para obtener teudat zehut y seguro médico desde el principio.

Así que si usted es una persona no judía con pareja israelí, le recomiendo quedarse en Israel por lo menos hasta que todo el proceso se haya cumplido (a no ser que usted sea de esas personas a las que le gustan los procesos burocráticos).

Para todo el que crea que es necesario ser judío para ser ciudadano israelí, mi caso confirma que sencillamente no es necesario, se puede ser ciudadano israelí, siempre y cuando se cumpla la ley, se paguen impuestos y se esté dispuesto a seguir las normas.

Buena suerte en el proceso y ¡be hatzlacha!

Si tiene comentarios o dudas, no dude en escribir aquí abajo.