viernes, 4 de abril de 2014

Cómo casarse con un ciudadano Israelí en el exterior y presentar los documentos en Israel para que el matrimonio sea aceptado (casi como matrimonio civil)

Para comenzar quiero aclarar que en Israel no existe el matrimonio civil. Sí, así como lo oyen, un país de cultura occidental y que en el siglo 21 aún no acepta el matrimonio civil. Pero no hay que desanimarse, no todo está perdido en la tierra "santa".

Llevo ya varios años viviendo en Israel con quien era mi novia y ahora es mi esposa, cuando decidimos casarnos tuvimos que pasar todo un proceso que he documentado para que quien esté en la misma situación pueda seguir nuestros pasos con el mínimo de inconvenientes.
Quiero aclarar que en Israel los matrimonios inter-religiosos no están reconocidos por la ley, es decir que un cristiano sí se puede casar con un cristiano y un musulmán con un musulmán y un judío con un judío, pero nunca un judío con un cristiano y etc.  Como lo mencioné, NO existe el matrimonio civil para éstos casos.

Quiero también aclarar que lo que escribo a continuación no es en ningún caso información formal del procedimiento, es sólo el relato de mi experiencia haciendo los trámites como ciudadano colombiano, no judío (Goy), que contrajo matrimonio con una ciudadana israelí y que quiere dar una luz a personas que estén en mi misma situación. No represento en ningún caso a ninguna autoridad en temas legales, tampoco soy abogado, así que no presto ninguna asesoría legal o formal para éstos trámites.

Bueno, ahora a si a lo que nos concierne.
Lo primero es tener claro que hay que casarse en el exterior.
Si se quiere el camino "fácil" se puede pagar aproximadamente 7,500 shekels (el precio varía según la época y la cantidad de días) y viajar a Chipre donde la industria "matrimonial" es tan próspera y bien establecida, que en un sólo día es posible viajar soltero y volver casado con todos los documentos requeridos. Existe una empresa experta en éstos trámites llamada weddingtours.co.il, personalmente intenté hacer el matrimonio a través de ellos y todo se dañó al final porque no nos brindaron suficiente información (nuestro caso era especial, yo necesitaba visa para viajar a Chipre, ésta visa no la podía obtener si mi visa A5 de Israel no tenía vigencia para más de 2 meses - la mía ya estaba próxima a vencerse - y en Wedding Tours no conocían bien el trámite, al final decidimos casarnos en mi país, Colombia), pero conozco al menos 3 personas que se han casado a través de Wedding Tours sin ningún inconveniente (algunos de ellos israelíes que no se quieren casar a través del rabinato).

En fin, con mi esposa decidimos casarnos en Colombia para de una vez dejar registrado allí nuestro matrimonio así que alistamos los siguientes documentos:

  • Certificado de soltería de mi pareja (éste documento se llama Tamtzit Rishum), debidamente apostillado y luego traducido al español por un traductor certificado por el ministerio de relaciones exteriores en Colombia.
  • Certificado de nacimiento de mi pareja (Teudat Leida), también debidamente apostillado y traducido en Colombia.
  • Mi certificado de nacimiento.
  • Mi cédula colombiana y el pasaporte de mi pareja.


Antes de continuar quiero aclarar que hay dos proveedores de servicios, para mi infalibles en éste proceso:

- En Israel para el tema de las apostillas y traducciones del español al hebreo con Notarión: Miguel Abadi  (correo electrónico: miguel abadi12@netvision.net.il, teléfono: +972 50 866 88 08).

- En Colombia, para el tema de las traducciones del hebreo al español  (con traductor certificado por el Ministerio de Relaciones Exteriores en Colombia), Chaim Schneider (Correo electrónico:  chaimschneider@hotmail.com, teléfono:  3183782399).

Notas Importantes:

  • NO traducir en Israel los documentos que se deben llevar a Colombia (o su país de origen) y NO traducir en Colombia o su país de origen los documentos que se deben presentar en Israel.
  • En caso de querer adelantar el proceso por correo NO enviar los documentos por correo certificado de EMS de doar Israel, repito NO. Busque algún proveedor confiable de correo como FEDEX, UPS, etc.
  • Si usted no es israelí y quiere casarse con un israelí, NO ingrese al país con los documentos requeridos para ello (lo pueden parar en la entrada y deportarlo).
  • Si usted ya tiene un proceso en misrad hapnim y quiere viajar al exterior para casarse, pero aún no tiene visa B1 o A5 con permiso para abandonar el país, o se ha quedado en Israel ilegal o fuera del termino de tiempo que le han otorgado, es probable que no lo dejen entrar al país luego, incluso si se ya se ha casado.

Volviendo al tema, con los documentos listos y estando aún en Israel buscamos una notaría que nos casara en Colombia, al principio fue difícil porque hay una estúpida ley colombiana que dice que sólo se puede contraer matrimonio en Colombia si el ciudadano colombiano ha vivido en Colombia los últimos 6 meses previos al matrimonio, por lo que en teoría no se puede sólo viajar a Colombia sólo para casarse. Pero ésta absurda ley tiene su solución y es simplemente: como colombiano no mencione en ningún momento que usted no vive en el país, nadie va a comprobarlo ni a pedir alguna constancia de ello, al final la notaría está obligada a creer en su palabra.

Después de llamar a varias notarías, cada una con sus propias exigencias (algunas absurdas como por ejemplo la de publicar un edicto en el consulado de Israel para permitir el matrimonio), llegamos a la notaría 19 de Bogotá, donde nos brindaron una atención telefónica y personal excelente, la recomiendo a ojo cerrado, gracias a nosotros ahora ya tienen experiencia en éste tipo de matrimonios.

Nos presentamos entonces en la notaría, luego de que los documentos fueron aceptados, se publicó el edicto requerido y acordamos una fecha para el matrimonio por el que pagamos $220.000 en pesos colombianos, luego del matrimonio recibimos dos documentos: el acta de matrimonio y la escritura pública del matrimonio. De éstos dos documentos el importante es el acta de matrimonio, que se debe apostillar para luego llevarla a Israel.

Notas Importantes:
  • El acta de matrimonio no hay necesidad de traducirla en Colombia, sólo se debe apostillar.
  • El acta de matrimonio va firmada sólo por uno de los conyugues (está bien así).
  • La escritura pública no es necesario llevarla a Israel.
  • En ningún caso el matrimonio será aceptado en Israel si sólo uno de los conyugues estuvo presente en el matrimonio, los dos deben demostrar que viajaron a un lugar a casarse.
  • Por si no quedó claro, el matrimonio por poder NO es aceptado en Israel.

De regreso en Israel pedimos cita en Misrad Hapnim para presentar los documentos, ésta cita nos la dieron para luego de 3 meses de haberla pedido, por lo que recomiendo pedirla con suficiente tiempo de antelación, incluso antes del matrimonio y así no esperar tanto. Otra recomendación es NO hacer los trámites en Misrad Hapnim (Ministerio del Interior de Israel) en Tel Aviv, su proceso va a ser seguramente mucho más demorado que si lo hacen en un Misrad Hapnim de una ciudad más pequeña, en mi experiencia las oficinas de Misrad Hapnim de Ramat Gan y Hertzelya tienen una atención excelente. Pero tenga en cuenta que los trámites se deben hacer en la oficina de Misrad Hapnim de la ciudad donde se viva. Yo seriamente recomiendo no vivir en Tel Aviv sólo para no lidiar con Misrad Hapnim de Tel Aviv.
Los documentos que presentamos en Misrad Hapnim fueron los siguientes:
(Cabe anotar que en mi caso ya teníamos un folder abierto por que ya tengo visa A5 entonces el proceso era un poco más fácil, de todas maneras la lista es casi la misma).

  • Certificado de matrimonio debidamente apostillado y traducido por Notarión al hebreo (traducción en Israel con abogado Notarión - Miguel Abadi que mencioné arriba).
  • Fotocopia de todas las páginas del pasaporte de los dos conyugues donde hay sellos.
  • Su pasaporte debe tener vigencia por lo menos de 2 años.
  • Fotocopia de los boletos de vuelo donde conste que los dos viajaron al exterior para casarse.
  • Fotografías del matrimonio y de su vida en pareja. Pero en especial las fotos de la celebración del matrimonio son importantes.
  • Carta escrita por cada uno de los conyugues o una carta común firmada por los dos en la que cuentan la historia de cómo se conocieron y su vida hasta el día de hoy (preferible que sea en hebreo o en inglés, no hay que entrar en detalles innecesarios, una carta concisa).
  • Fotocopia de conversaciones que hayan tenido por chat o email en el último año.
  • Cartas de dos personas que los conozcan como pareja, preferible que la carta esté en hebreo y que sea de algún ciudadano israelí. En la carta la persona debe decir que los conoce y le consta que son pareja.
  • Contrato de arrendamiento firmado por los dos conyugues (si se vive en arriendo, no sé cómo funciona si se vive en propiedad privada), y por supuesto firmado por el dueño del predio.
  • Cualquier carta física de un banco en Israel en la que conste que tienen una cuenta bancaria a nombre de los dos.
  • Tlushei maskoret (certificados de pago de salario), preferiblemente de los dos, si no se tienen hay que demostrar que uno de los dos miembros de la pareja trabaja, o que hay alguien que responde económicamente por la pareja (si usted sólo acaba de llegar a Israel y su pareja no trabaja tendrían que demostrar que los padres de su pareja los sostienen económicamente llevando los recibos de salario de ésta persona y una carta en la que ésta persona afirma que responde económicamente por ustedes).
  • Si ya se vive en Israel, como en mi caso, se debe llevar constancia de que se pertenece a una entidad de salud (kupat cholim), como Clalit, Macabi, etc. No es suficiente con llevar el carnet, hay que llevar copia de alguna correspondencia que haya recibido de la Kupat Cholim, o éxamenes de laboratorio que se haya realizado. Si usted tiene visa B1 o acaba de llegar y no tiene Kupat Cholim asegúrese de hacer un seguro privado de salud y llevar la constancia de que tiene éste seguro.
  • Fotocopias de cartas o documentos que haya recibido en el lugar en que residen (para el Ministerio del Interior es importante constatar que ustedes viven en el lugar en que dicen que viven, y esto lo pueden revisar viendo que los miembros de la pareja han recibido correspondencia a su dirección y en su nombre.
  • Si se tiene, llevar documentos de Bituach Leumi (seguridad nacional), en que conste que usted tiene bituach leumi (especialmente si ya se tiene visa A5).
  • Fotocopias de los recibos de Arnona (municipalidad), electricidad y agua. La arona debe estar a nombre de los dos conyugues, para esto los dos deben inscribirse en la municipalidad (Iria).
  • Llenar formulario de Misrad Hapnim específico para éstos casos de matrimonio. Este gran formulario de color verde cuenta con 8 páginas, debe ser debidamente llenado, hay una sección que debe ser llenada por el propietario de la vivienda en la que residen en Israel (en caso de que vivan en arriendo), otra sección debe ser llenada por la municipalidad (Iriá) en la que consta que el nombre de los dos conyugues está inscrito en la Iriá también con sello de la Iriá, es decir que el recibo de Arnona también llega a nombre de los dos. Las otras secciones se pueden llenar fácilmente, pero es importante anotar que un abogado debe firmar todas las hojas donde se indica. Esto también quiere decir que el abogado debe estar presente cuando el propietario de la vivienda en que residen firma (si quieren un buen abogado en la zona centro pueden contactar al abogado Royi Shaham, teléfono: +972 50 360 9245).
  • Fotos tamaño pasaporte de los dos conyugues.
  • Pagar 800 shekels por la apertura del folder en el ministerio del Interior, esto luego de que el ministerio ya haya aceptado todos los documentos y no les haya exigido nada adicional.
  • Y eso es todo, si se presentan todos estos documentos no debe haber ningún problema para avanzar en el proceso. Misrad Hapnim acuerda con ustedes una cita para entrevista, en ella los separan para entrevistarlos por aparte, nada de que asustarse, lo más importante es decir la verdad y recordar bien las cosas que se hayan hecho el día o días anteriores a la entrevista como qué comió su pareja el día anterior, cuando regresó del trabajo, a qué hora se levantaron, quién salió primero de la casa, etc.
Mucha suerte con los trámites!

Cabe aclarar que NO resuelvo dudas por correo electrónico, es probable que sus dudas sean las mismas de alguien más, por el bien de todos, escriba sus preguntas en la zona de comentarios de éste post, con gusto intentaré ayudar.

Si usted aún no se ha casado y sólo tiene pareja israelí, le recomiendo visitar mi post:

Apéndice:
  • En el formulario de Misrad Hapnim el conyugué no israelí debe manifestar si desea comenzar el proceso para obtener la ciudadanía israelí, éste proceso dura 4 años. Si usted como en mi caso, ya vive un tiempo en Israel, puede solicitar la ciudadanía antes de 4 años, pero nunca antes del mínimo establecido por la ley, que es 7 años desde el momento en que recibió teudat zeut.
  • En el formulario se debe manifestar cuál es su religión, y usted está en su derecho de escribir que no pertenece a ninguna religión.
  • Si usted no se ha casado y solo ha hecho los trámites para vivir en pareja, luego de 7 años se le otorga la residencia permanente (toshavut keva) que no es lo mismo que la ciudadanía, pues se puede perder si se abandona el país por largo tiempo, mientras que la ciudadanía sí es permanente.
  • Luego de obtener la ciudadanía israelí se puede solicitar pasaporte israelí, pero éste derecho al pasaporte también se pierde si se abandona el país por largo tiempo. Si se pierde el derecho a éste pasaporte la persona debe pedir en Misrad Hapnim un documento para poder salir del país, pues los ciudadanos israelíes no pueden abandonar el país con un pasaporte que no sea israelí.
  • Luego de obtener la visa B1 o A5, al principio del proceso, se recibe un permiso de trabajo SIN RESTRICCIONES, lo que quiere decir que cualquier empresa puede darle empleo. Algunas empresas no conocen bien el proceso y creen que deben obtener una autorización de Misrad Hapnim para emplear a alguien que tiene visa B1. Pero en realidad su permiso de trabajo con visa B1 por tener pareja israelí, es diferente, le otorga más derechos que los de un trabajador extranjero (oved zar), si usted tiene pareja israelí, usted no tiene un estatus como el de los filipinos que cuidan ancianos o los chinos que trabajan en construcción (todos ellos necesitan que el empleador demuestre que requiere de sus servicios), usted puede trabajar sin restricciones. Por otra parte, tengo entendido que si usted tiene visa B1, el empleador debe pagar más impuestos (alrededor de un 20% más) si quiere emplearlo.

viernes, 14 de febrero de 2014

Si quiere conformar una pareja en Israel, atención ¡NO ingrese a Israel con los documentos requeridos para ello!

No soy judío y me he casado con una mujer israelí, vivo en Israel ya más de 5 años y creo que a pesar de haber tenido que lidiar con todo el aparato burocrático no nos ha ido tan mal. En el camino hemos tenido que aprender cómo funcionan las cosas y hemos tenido que pagar un precio por ello, un precio que espero que nadie más tenga que pagar, hemos pasado todo el proceso para obtener visa de trabajo B1 primero, luego A5 con teudat zeut, etc.

En mi experiencia los servicios burocráticos en Israel no son tan malos como muchos afirman, repito, en mi experiencia. Creo que he tenido la suerte de llegar a oficinas del ministerio del Interior (misrad hapnim) donde son amables y nos brindan toda la información necesaria. También defiendo la teoría de que si se presentan los documentos requeridos, se es puntual, se dice la verdad y se cumple con la ley, todo tiene que salir bien y se puede obtener la visa israelí.

En los días anteriores alguien en mi misma situación (no israelí - no judío, con pareja Israelí), me escribió contándome una historia que jamás pensé que podría ocurrir, pero ocurrió, y la deben saber todos los que el amor los haya traído por estas tierras a veces agrestes. Aquí está la historia:

"Hola Andres, buenas noches. El Sr. Chaim Schneider me habló de ti y tu blog. Mi caso es el siguiente. Soy Colombiana, vivo en Bogotá, viajé a Israel por primera vez a los 20 años cuando una amiga casada con un Israelí me llamaba para invitarme a pasar unos día que a decir verdad fueron tan maravillosos que me enamoraron de Israel, la primera vez fue mágica, hasta trabaje en un Kibutz de voluntaria, pero a pesar de todo extrañaba mi tierrita (La familia, la almojábana, la arepita... era la primera vez que viajaba tan lejos y sola), bueno gracias a Dios fue sencillamente espectacular, quedé enamorada de Israel y quería volver. Al cabo de dos años regresé, me dieron tres meses nuevamente y esta vez me quedé en Tel Aviv, estudié hebreo en el Ulpan Gordon con visa de turismo, tenía que pagar 1000 shekels por mes.

Fue una experiencia divertida todos los profesores hablaban solo en hebreo, recuerdo una compañera Argentina que siempre se disgustaba y preguntaba por qué los profesores no hablaban español, hay personas de todas partes del mundo y ver la cara de cada uno de nosotros aprendiendo un idioma que nadie entendía, y cuando nos ponían a cantar todos tan diferentes pero con un amor por el mismo idioma y país, muy chevere. Conocí a alguien muy especial y me dieron después otros tres meses gracias a él, pero al final justo cuando la visa estaba por vencer casi finalizando los 6 meses, me enfermé y me hospitalizaron y pues así, sin tener otra alternativa salí de Israel pocos días después de la visa pensando que des afortunadamente todo había acabado.

Estando en Colombia nuevamente me dijeron que ya no podía volver y así espere 7 años con la ilusión de poder algún día volver a ver a ese hombre especial y esas tierras que me enamoraron y me enseñaron a amar y a tener paciencia, hasta que un día directamente con la embajada de Israel en Colombia comprendí que no era verdad lo que algún día me habían dicho, y que podía volver en cualquier momento, entonces llene mi equipaje de sueños y con todos los sacrificios regresé, me dieron tres meses nuevamente pero ya nada era como antes, de aquel hombre especial solo quedaba el recuerdo porque a él también le habían dicho que no había nada que hacer y pues así él siguió su vida, quería devolverme al otro día. En ese momento ocurrió que el amor de verdad tocó a mi puerta (ya era edad de empezar y darme una oportunidad de verdad después de 7 años, algo así como "Amor en los tiempos del Cólera" de Gabriel García Márquez con la diferencia que ya había esperado el tiempo suficiente).

Nos conocimos, después la familia de él, viajamos todos a celebrar año nuevo y así, nos tomamos fotos en todas partes, fuimos a Jerusalén (sin pensar que al poco tiempo estaríamos necesitando todas esas fotos) y hasta cartas de los familiares para otros tres meses en Israel, esta vez me devolví a Colombia un mes y medio antes que mi visa terminara para adelantar todos los documentos que necesitaba traducidos y apostillados.

Preparé todos los documentos que me pedían, certificados de antecedentes, certificado de soltera, registro civil de nacimiento traducidos y apostillados y fue así que tuve la oportunidad de conocer a Chaim un señor muy amable, muy profesional, da buenos precios por las traducciones, está autorizado por la embajada de Israel en Colombia y gracias a él estoy escribiéndote ahora a ti.

Bueno, después de un tiempo y con mis documentos traducidos viaje a Israel pero está vez ya fue totalmente diferente, después de un interrogatorio largo, protocolo normal que estaban haciendo con todos los extranjeros en el aeropuerto Ben Gurion en Tel Aviv, se acerca un policía con mi visa de entrada en la mano y me dice vamos a revisar el equipaje, yo al ver mi visa de entrada ya estaba más tranquila después de tanto tiempo de espera, pero la sorpresa fue que la policía hablaba español y después de revisar mi equipaje detenidamente, tomo aparte mis documentos traducidos (llevaba documentos hasta de estudio) y al ver y leer los documentos que llevaba traducidos junto con mi medicamento regreso a la oficina donde me dieron la visa y les dijo que yo iba a quedarme, yo le dije que son los documentos que me pedían la vez pasada y que ya los traía pero inmediatamente al ver los documentos me negaron la entrada y me devolvieron el mismo día para Colombia, aparte de que cometí el error de no imprimir mi tiquete de regreso porque era un tiquete electrónico y se me olvido imprimirlo, bueno ellos muy amablemente me dijeron tienes que volver con una invitación del Ministerio de relaciones exteriores de Israel.

Al regresar casi muero de tristeza, por un momento sentí que todo se derrumbo, empezamos el proceso para la invitación, necesitaban mis documentos que llevaba traducidos, mas certificados médicos, copia del pasaporte autenticada, copia de la visa que me dieron al entrar autenticada y apostillas, lo envié por correo con la sorpresa que las traducciones no me las valían de aquí, solo de allá con traducción de Notarion, las apostillas en Colombia son por Internet entonces las impresiones que saque no valían, hasta que confirmaron que ahora en Colombia la mayoría de documentos son por Internet, después de casi 8 meses nos confirman que la invitación está en proceso para que la embajada de Israel en Colombia me llamara hacer unas preguntas para la invitación, paso un mes y medio aproximado cuando me llamaron hacer las preguntas, me preguntaron hasta por qué estudié hebreo con visa de turismo hace varios años, pero la verdad muy amables como siempre, después esperé casi otro mes y medio, cuando en Israel llamaron al hombre maravilloso que ahora tenía el amor, y la paciencia de esperarme para hacerle unas preguntas, después de eso al pasar como un mes y algo le dan respuesta de la invitación: Nos dieron dos noticias, una buena y una mala: 

La buena es que me aprobaron la Invitación, la mala es que toca dejar un deposito de 30.000 Shekels (Es normal y para todos,) después de casi un año la decisión tomada es casarnos (Bueno no hay mal que por bien no venga), formar un hogar, convertirse al judaísmo, aprender hebreo bien, tener hijos que amen y den la vida por Israel y claro Colombia, por un mundo mejor y así Dios se da cuenta que al final aunque no es fácil no es imposible..."

La lección que ésto nos deja es simple. Cuando se va a entrar a Israel hay que hacerlo diciendo que se viene en plan de turismo y no portar ningún documento de los requeridos para establecerse legalmente en Israel. Se puede pedir luego que algún familiar haga el envío por correo certificado o enviarlos con anticipación a su llegada a Israel.

domingo, 2 de febrero de 2014

Servicios que SI recomiendo y que NO recomiendo en Israel

Servicios que NO recomiendo:


Auto-Shay, el peor servicio de alquiler de autos en Israel:

No se dejen tentar por el "buen" precio que ofrece Auto-Shay en el alquiler de sus automóviles en mal estado. El bajo precio que ofrecen en la renta de carro en Israel les puede salir muy costoso, teniendo en cuenta que:

  • Los autos que alquilan son viejos y están en mal estado. Me ocurrió que alquilé un auto para pasear con toda mi familia y después de una hora de viaje los frenos comenzaron a fallar. No tuve más remedio que dejar de usar el auto y rogarle a un empleado para que fuera a recogerlo. El resultado: pérdida de tiempo y dinero (tuve que cancelar un tour que ya tenía contratado y además no me devolvieron el dinero del combustible que usaron). 
  • No cumplen con los horarios de las reservas. Me ocurrió que llegué a recoger el auto que había reservado y pagado por teléfono y el mencionado auto no estaba listo (otro cliente no lo había devuelto), no me dieron ninguna solución y el vendedor fue agresivo hasta el punto que me amenazó con un martillo. A esto hay que agregarle que habiendo reservado un tour en Jerusalén, no tuve más remedio que alquilar otro auto en otro lugar para no perder el dinero.
  • No crean que fui tan estúpido de alquilar dos veces en Auto-Shay, lo cierto es que cometí el error de hacer todo un plan de alquiler con ellos que ya no podía cancelar y tuve que sufrir su mal servicio por haber pagado por anticipado. Repito, no se dejen convencer por sus vendedores que pueden ser amables hasta el momento en que uno paga el dinero, luego de esto se desentienden del cliente. Repito, NO alquilar automóviles en Auto-Shay en Israel.


Servicio de Mensajería EMS en Israel:


Si desea enviar un paquete al exterior envíelo por EMS, sólo si no le importa que el paquete llegue tarde (el doble o el triple del tiempo prometido) o que simplemente el paquete nunca llegue. No se confíe tampoco del servicio express de EMS, mucho menos si tiene código de seguimiento, sencillamente si su paquete se pierde, no hay poder humano o tecnológico que le dé razón de él. Si tiene documento para enviar de Israel al exterior, hágase un favor y no los envíe usando éste pésimo servicio del correo israelí, busque una empresa seria como Fedex, DHL, UPS, tendrá que pagar un poco más, pero créame que valdrá la pena.



HOT:

Para nadie es un secreto que el servicio de la empresa HOT en Israel es el peor en el país, pero no sobra resaltarlo en éste blog. Sí, es cierto, tienen promociones atractivas, pero no se deje tentar por el diablo, hacer tratos con la gente de HOT es ingresar en el infierno. Si desea un plan de Internet o de televisión, prepárese para hablar con técnicos mentirosos que nunca llegan a tiempo y difícilmente solucionan un problema, prepárese para rogarles por que lo desconecten y para que le descuenten de la factura ese dinero que le cobraron de más.



Servicios que SI recomiendo:


Golan Telecom:

Déjense tentar por el buen precio de Golan Telecom, no sólo tiene los mejores precios en telefonía celular, Golan Telecom tiene de lejos uno de los mejores servicios y soporte telefónico en Israel (algo muy pero muy difícil de encontrar). Servicio de televisión por cable



YES:

El servicio de televisión por cable de Yes es algo que recomiendo a ojo cerrado. Puede ser más costoso que la competencia, pero eso no importa, en temas de servicio vale la pena ahorrarse dolores de cabeza en Israel (donde el mal servicio abunda). Yes tiene un Call center que siempre responde a tiempo y devuelven las llamadas, además, si se le presenta algún problema en el servicio pueden enviar un técnico el mismo día en que se realizó la llamada, incluso si es Shabbat.

domingo, 22 de septiembre de 2013

¿Cómo aprender hebreo?

Y bien, la respuesta no es precisamente: en el Ulpán. Aunque sé de personas que han aprendido hebreo en el Ulpán, también se de muchas a las que el Ulpán no les ha servido, en su mayoría porque la cantidad de personas por curso es tan grande que se hace imposible que el profesor dedique el tiempo suficiente a cada alumno.

Para el que no sabe que es “Ulpán”, quiero explicar que en palabras simples, Ulpán es un sistema de estudio del hebreo establecido por el gobierno de Israel para permitir que todos los inmigrantes judíos que llegaran a Israel aprendieran el idioma. Y digo inmigrantes judíos porque el Ulpán es gratuito para judíos que hacen Aliá (que inmigran como judíos y reciben la ciudadanía), y no para turistas (inmigrantes no judíos – como yo). Así que si no eres judío, llegas a Israel como inmigrante y deseas aprender en un Ulpán, debes primero confirmar que reciben turistas en ese Ulpán y también pagar mensualmente por estudiar allí. Las condiciones de pago en cada uno difieren y pueden variar de 500 shekels mensuales a entre 1.000 o 2.000 shekels, siendo más costosos los ulpanes ubicados en el centro de Israel (Tel Aviv, Jerusalén, Ramat Gan, etc) y más económicos en los Kibutz o en ciudades de la periferia.

Ahora sí a nuestro tema, ¿cómo aprender hebreo? No asistí al Ulpán pero construí mi propio sistema que creo que puede ser útil a cualquier persona que desee aprender. En mi caso, logré comenzar a hablarlo con cierta fluidez después de 1 año de haber llegado a Israel y todavía sigo aprendiendo (el estudio de un idioma es una labor que nunca termina).

No hablo en realidad de ninguna fórmula mágica, se requiere trabajar duro y constante para poder hablar cualquier idioma.
  1. Recomiendo buscar un profesor particular para tomar algunas clases y entender las bases del hebreo (en mi caso tomé clases durante 2 meses, 1 hora, 3 veces por semana – si a alguien le interesa tengo un profesor muy bueno en Kfar Saba que incluso da clases por Skype). Creo que entre las cosas indispensables para aprender en ésta primera fase está: a) Aprender la escritura y lectura del hebreo. b) Aprender la estructura de las frases (que en mi opinión no se diferencian mucho del español). c) Comenzar a aprender vocabulario básico: Pronombres y adjetivos es lo más importante para comenzar. Aprender un idioma al comienzo siempre es muy frustrante porque se quiere avanzar rápido y sentir que ya se puede conversar, por ello el aprender de memoria los pronombres y adjetivos principales como: grande, pequeño, lejos, cerca, bonito, feo, seco, mojado, etc, es muy importante. d) Entender la estructura de los verbos y sus tiempos pasado, presente y futuro, y su clasificación básico (los verbos en hebreo se dividen en 4 categorías básicas – para principiantes no hace falta conocer más).
  2. Es indispensable comenzar por construir un vocabulario rico. Hagan las cuentas. Para comenzar a más o menos hablar hebreo se necesitan entre 800 a 1.000 palabras en el vocabulario, esto quiere decir que se debe hacer un esfuerzo por aprender al menos 100 palabras a la semana. Y aquí hay un consejo que vale más que todo lo que he escrito hasta ahora: NO SE DEBE APRENDER HEBREO CON LA ESCRITURA EN HEBREO. Y aquí muchos profesores podrían decir que me equivoco, incluso mi profesor de hebreo me dijo que no era recomendable pero no le hice caso. Como lo dije arriba, aprender cualquier idioma es muy frustrante el principio porque se quiere avanzar rápido y sentir que se sabe hablar el idioma. Mi recomendación es aprender el vocabulario de acuerdo a como suenan las palabras en español y no de acuerdo a como se escriben en hebreo. El cerebro es una máquina con una gran capacidad pero no tanta como para aprender una nueva palabra con una nueva escritura. La memorización es mucho más sencilla cuando vemos la palabra escrita en letras que ya entendemos. Por ejemplo: La palabra lápiz en hebreo suena “iparón”, si tienes que aprender ésta palabra mientras la lees en hebreo te va a costar más que si la lees en español: iparón. Ahora, también recomiendo usar técnicas de nemotecnia para aprender el vocabulario más rápido. Por ejemplo la palabra “iparón” me suena un poco como “ipanema”, entonces si pienso en Joao Gilberto escribiendo la canción de la chica de Ipanema con un lápiz, ya no se me olvida que “iparón” es lápiz. Otra recomendación importante es tratar de analizar cuales con las palabras que usted más usa en español, todos tenemos un set de palabras que usamos más que otras para hablar, entonces debemos buscar la traducción de esas palabras lo más pronto posible. Al cabo de los dos meses que estudié con mi profesor particular él estaba asombrado de que yo todavía no podía leer muy bien, pero en cambio, ya tenía en mi cerebro un inventario de más o menos 600 palabras, que me servían muy bien para comenzar a entender, y luego fueron una gran herramienta para comenzar a hablar.
  3. Es muy importante hacer una lista de verbos, unos cuantos (por lo menos 5) de cada categoría y aprender de memoria la forma cómo cambian según el tiempo (pasado, presente, futuro), sin olvidar aprender el verbo en infinitivo. Después de aprendidos va a ser mucho más fácil saber cómo conjugar los verbos nuevos que se aprendan.
  4. Si ya se han cubierto a cabalidad los puntos anteriores hay dos tareas adicionales con las que ya se puede cerrar el ciclo (a mi me llevó 1 año cerrarlo), y es tomar el diccionario y pasar página por página tomando las palabras que creemos que podemos usar en el día a día y aprenderlas. Suena como una tarea interminable, pero si se logran tomar 20 o 30 palabras que crean que son de uso común por cada letra, al final podemos estar agregando un promedio de 700 palabras adicionales a nuestro vocabulario (es algo así como, en lugar de esperar a que las palabras lleguen a nosotros, nosotros traemos las palabras a nosotros). La otra tarea es armar una lista de verbos (50 al menos - ahora más larga que la anterior mencionada) e investigar la conjugación de los verbos en primera y tercera persona del singular, en presente, pasado y futuro. En internet existen múltiples herramientas para tomar de ellas las conjugaciones y armar la lista. Después de aprendida no tendrás problema con ningún otro verbo nuevo que escuches. Tal vez mis indicaciones suenan un poco retrógradas y básicas, anotar palabras y hacer listas. En mi opinión el hacer listas facilita el estudio porque cada vez que terminas una lista (un simple pedazo de papel) avanzas en el aprendizaje, no es tan tedioso como aprender de un pesado libro y además, cuando se tiene una lista en un papel se puede tomar ese papel a cualquier lugar, el bus, el tren, el avión, el baño, no importa el lugar, se puede aprovechar cada momento para aprender una nueva palabra.
  5. Indispensable y tal vez más importante que todo lo anterior. El quinto paso es comenzar a escuchar música en hebreo y a ver televisión. Internet nos permite ahora acceder a todo tipo de música o videos en hebreo, programas de televisión, realities, etc. Esta parte es muy importante, sobre todo si a usted como a mí, le molesta que todo el material para aprender hebreo está relacionado o con religión o con sionismo. Hay formas más entretenidas de aprender, viendo the Amazing Race Israel, o escuchando a Aviv Gefen en Youtube. Buena suerte con el aprendizaje del hebreo, si tienen dudas o preguntas, no duden en escribir.

martes, 4 de junio de 2013

Se puede vivir y trabajar en Israel sin ser judío?

No puedo olvidar el día en que visité por primera vez a una profesora particular de hebreo en la ciudad de Ra’anana y al enterarse de que no era judío, me soltó un comentario fuera de lugar.
Me dijo que una persona en mi condición podría encontrar como máximo un trabajo de vigilante en un centro comercial. Ningún trabajo es deshonra y mucho menos el duro trabajo de los vigilantes en Israel, pero habiendo tenido la fortuna de ir a la universidad no me animó mucho la idea de haber cruzado medio mundo para ser guardián de un almacén.

Lo cierto es que una amiga argentina que se casó con un Israelí me había dicho meses atrás, antes de yo emigrar a Israel, que ella estaba feliz, trabajando en una empresa de “high-tech” y ganando bien, por eso no me hizo mucho sentido lo que me dijo la maestra y no quise volver a su clase.
Mi especialidad era el marketing con algunas habilidades en diseño web y cuando salí al mercado laboral, después de haber conseguido mi visa de trabajo B1, me encontré con algo de lo que no había escuchado antes, Israel es una potencia de emprendimiento y la cantidad de nuevas empresas (startups) en relación a la cantidad de habitantes es simplemente abrumadora.

La cosa es simple, en Israel hay mucho trabajo en campos relacionados con tecnología, en especial si se hablan idiomas extranjeros, o si se tiene un buen inglés es muy posible encontrar trabajo. La mayoría de personas que llegan a Israel, sean judíos o no, se enrolan en el campo del servicio al cliente pues la demanda de personal para call centers y puestos en ventas es inmensa. Ese puede ser un buen comienzo y de allí, luego de un año o dos se puede avanzar en el cargo o encontrar cargos afines como escritores de contenido para sitios en Internet o traducción.

En mi caso, decidí esperar un poco más y no comenzar a trabajar en el primer puesto que me ofrecieron en servicio al cliente hasta que encontré algo en diseño web, que era lo mío, y de ese campo no me volví a salir.
Quiero hacer énfasis en que el no ser judío nunca ha sido un impedimento para conseguir trabajo y mucho menos para avanzar en el cargo. El trabajo duro, puntual y responsable es bien valorado y en muchos casos las empresas prefieren contratar a un extranjero no judío que a un local religioso. Un no judío está dispuesto a trabajar horas extras e incluso los sábados, cosas que un judío religioso no hace.

En mi opinión hay algo que pesa mucho más que el ser judío, y esto es saber el idioma. Mi recomendación es, que en lugar de tratar de convertirse (cuando no hay una verdadera vocación o inclinación al judaísmo), es mejor dedicar el tiempo a perfeccionar el inglés y aprender el hebreo. Aquí quiero aclarar que en la mayoría de las empresas en las que se trabaja vendiendo algún producto o servicio al extranjero, todas las comunicaciones escritas se hacen en inglés, en otras palabras, si se sabe inglés se puede trabajar sin ningún impedimento de comunicación formal.
Si se está interesado en medir el mercado laboral en Israel, recomiendo un sitio muy bueno que se llama Job-Net, allí se pueden hacer búsquedas en inglés por campos específicos y ubicaciones.

viernes, 3 de febrero de 2012

Porcentajes y descuentos al salario en Israel sin ser judío

Los salarios en Israel se negocian sobre una suma en bruto, quiere decir que a ésta suma aplican descuentos de impuestos y seguridad social y pensional, que pueden reducir el pago dramáticamente.  Toda la información aparecerá detallada en el recibo de pago que el empleador (la empresa) deberá entregarle al trabajador en los primeros días del mes, al pagar el salario.
La entrega de éste recibo de pago, llamado “Tlush Maskoret”, es obligatoria por ley.  Y el empleado siempre debe exigirlo.

El primer descuento que aparece es el descuento al “ingreso” que se llama MAS ACHANASA (pronunciado en español MAS AJNASA, la palabra MAS significa Impuesto, y ACHNASA significa ingreso).   Este descuento es proporcional a los ingresos y está relacionado a algo llamado Nekudot Zikui, que son puntos que la persona acumula de acuerdo a muchas variables, si tiene hijos, si prestó servicio militar, etc.

Como estamos tratando el caso específico de las personas no judías, como es mi caso, se da por hecho que usted no hizo “Alia” (judíos que llegan como ciudadanos a Israel) y no tendrá puntos acumulados.

Para el ejemplo vamos a hacer de cuenta que el salario bruto que recibe es de 10.000 NIS.
Teniendo unos ingresos de 10.000 NIS el impuesto es aproximadamente del 23% sobre el salario, después de 7.000 NIS (sobre la suma que exceda al salario promedio en Israel). ¿Qué quiere decir esto?
Que si usted gana 10.000 NIS, se le descontará el 23% sobre 3.000 NIS, es decir que pagará 690 NIS en impuesto de “Mas Achnasa”.  Pero como lo dije antes los porcentajes varían de acuerdo al ingreso y otras variables.  El salario mínimo actual está alrededor de los 4.000 NIS.

El siguiente dinero a descontar se llama Bituach Leumi (seguridad nacional).  Para mí no es otra cosa que el seguro de desempleo.  Todo empleado está obligado a pagarlo y también varía.  Para un salario promedio de 10.000 NIS está en 5% aproximadamente.
Algo bueno de que exista éste impuesto es que en caso de que usted sea despedido de su trabajo o de que renuncia por malas condiciones del trabajo, Bituach Leumi le reconocerá algo así como el 70% del promedio de los salarios que usted ganó en el último año, esto durante un tiempo, de acuerdo al periodo en que usted haya trabajado.

Luego viene algo llamado Bituach Briut o Dmei Briut (seguro de salud), que es también del 5% aprox.  A diferencia de mi país, donde cada persona se afilia a un fondo de salud y cada mes se le descuenta un dinero que va directo a éste fondo, en Israel éste dinero se le paga directamente al gobierno.
Los trabajadores con visa B1 no pagan éste impuesto, pues aún no tienen su documento de identificación israelí (Teudat Zeut), y no se pueden afiliar a ninguna empresa de salud (Kupat Cholim, en español Caja de enfermos) y deben pagar junto con el empleador por un seguro de salud particular (ver post anterior).
El derecho a estar afiliado a una Kupat Cholim se gana después del año (o de tres años con la legislación actual), cuando se tiene la visa israelí A5.

Para terminar está el Bituach Menahalim (La traducción literal no aplica, podemos decir que es un seguro del trabajador).  El bituach menahalim incluye varios rubros, el primero es el de pensión que es obligación del empleador pagarlo y es del 10% aprox. (5% lo paga el empleador y 5% lo paga el trabajador).  Hay un pago extra del 2.5% aprox. que el empleador paga por seguro social en caso de que el trabajador se enferme o quede discapacitado (Ovdan Kosher Avoda).
La otra parte del Bituach Menahalim se llama Pitzuim (Compensaciones).  Es el dinero que el empleador le paga al trabajador en caso de despedirlo sin justa causa.  Este porcentaje es del 8.33% aprox. y está a cargo del empleador. 

Nota: Desde 2008 el empleado puede exigir al empleador firmar la sección 14 (seif 14) y yo personalmente recomiendo a cualquier persona firmar bajo ésta cláusula.  En ella se declara que cada mes el empleador paga una suma (equivalente al 8.33% del salario pagado al empleado) al fondo de Bituach Menahalim para cubrir el pago de “compensación”, “severance” en inglés,  o Pitzuim.  Y se deja claro que no importa quién termine el contrato, el empleado recibe la totalidad del dinero depositado en éste fondo.  Esto es muy importante porque le da la libertad al empleado de renunciar en cualquier momento quedándose con la compensación.  Por otra parte, el empleador se siente tranquilo de despedir al empleado en cualquier momento, pues sabe que no debe pagarle ninguna indemnización.

En resumen:
Una persona que gane un promedio de 10.000 NIS al mes deberá pagar aproximadamente lo siguiente:
500 NIS en Bituach Briut, 500 NIS en Bituach Leumi, 700 NIS en Mas Achnasa, para un neto de 8.310, a lo que se le puede agregar 240 NIS que se reciben de subsidio de transporte (que también es obligatorio) para un total de 8.550 neto aproximadamente.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Condiciones de Trabajo en Israel sin ser judío

Las condiciones de trabajo pueden variar de acuerdo a su estatus legal en el pais. Yo puedo dar información sobre las condiciones requeridas para una persona con visa B1, que fue la que recibí al hacer por primera vez los tramites de la visa por ser pareja de una ciudadana Israelí.  Luego recibí la visa A5 y las condiciones cambian un poco.

En cualquier trabajo le deben garantizar el pago de la seguridad social, llamado (Bituach Briut), que generalmente se contrata de forma particular con una empresa de seguros y la empresa contratante (es decir el empleador) está obligado a pagar alrededor de 110 NIS mensuales por este rubro (que los puede incluír en el pago mensual).

La empresa debe pagar también los gastos de transporte que generalmente son de 240 NIS (New Israeli Shekels).  En algunos casos los gastos son mayores y el empleador debe pagarlos hasta un limite de 500 NIS, pero hay excepciones.  En casos como el mío, en que mi trabajo quedaba lejos del lugar donde vivo y los gastos de transporte ascendían a los 50 NIS diarios, la empresa se hizo cargo de ellos.

Es importante en cualquier trabajo exigir un contrato por escrito en inglés o en hebreo. Este contrato debe ser entregado en los 30 días posteriores a haber comenzado a trabajar y no tenerlo puede complicarle la vida posteriormente, en caso de que el empleador desconozca lo acordado al inicio (también me pasó).

Desde 2008, en Israel es obligación del empleador inscribir a su empleado en un Fondo (Bituach Menahalim) que incluye el depósito de cesantías, llamado en hebreo Pitzuim y en inglés severance, el seguro laboral, en caso de accidentes laborales, y el fondo de pensiones (para la vejez).
Al empleado con visa B1, tiene derecho a todo ésto, pero no todas las empresas lo hacen (muchas veces ni siquiera con empleados que son ciudadanos israelíes).  De todas formas en el momento del cambio de su estatus legal recibiendo la visa A5 (que ocurre luego de 1 año con la antigua legislación y de 3 con la nueva),  le será más fácil exigir éste beneficio en el momento en que reciba su documento de identificación "Teudat Zeut".

El no tener el beneficio de estar inscrito en el fondo, no quiere decir que usted como trabajador no tenga derecho a recibir cesantías o pitzuim. El empleador debe pagarle lo correspondiente a pitzuim en caso de haberlo despedido y si trabajó más de un año.

A diferencia de la legislación de mi país, en la que las cesantías las recibe el empleado sin importar cuanto tiempo haya trabajado en la empresa ni quien terminó con el contrato, en Israel las cesantías las recibe el empleado únicamente si fué despedido, o si renuncío por malas condiciones de trabajo o cambio de las condiciones establecidas al iniciar el contrato (por ejemplo si el jefe lo trata mal, le paga menos de lo acordado o se atrasa en los pagos). En estos casos el proceso puede ser largo pues el empleado debe demostrar de qué manera sus condiciones empeoraron para recibir las cesantías.
Yo recomiendo muy especialmente exigir al empleador firmar algo que se llama la cláusula 14 o "seif 14", ésta cláusula dice que no importa si el empleado renuncia o si es despedido, tiene derecho a reclamar sus cesantías o pitzuim.  Es importante aclarar que el empleador está obligado a firmar si el empleado desea que se incluya ésta cláusula en su contrato.

Otro de los pagos de ley que el empleado debe recibir es el de "Dmei Avraa" que corresponde a un bono que las empresas pagan a sus empleados para que tomen días de vacaciones y se paga después de 1 año de haber comenzado a trabajar en una empresa. Este pago es obligatorio para todas las empresas y se hace en fechas específicas, generalmente en Octubre.

Aunque los dias de vacaciones están establecidos regularmente en 12 al año, el empleado puede exigir al empleador firmar un contrato sobre una base de más días.

En un próximpo Post escribiré sobre los porcentajes que hay que pagar en impuestos y demás.