viernes, 4 de abril de 2014

Cómo casarse con un ciudadano Israelí en el exterior y presentar los documentos en Israel para que el matrimonio sea aceptado (casi como matrimonio civil)

Para comenzar quiero aclarar que en Israel no existe el matrimonio civil. Sí, así como lo oyen, un país de cultura occidental y que en el siglo 21 aún no acepta el matrimonio civil. Pero no hay que desanimarse, no todo está perdido en la tierra "santa".

Llevo ya varios años viviendo en Israel con quien era mi novia y ahora es mi esposa, cuando decidimos casarnos tuvimos que pasar todo un proceso que he documentado para que quien esté en la misma situación pueda seguir nuestros pasos con el mínimo de inconvenientes.
Quiero aclarar que en Israel los matrimonios inter-religiosos no están reconocidos por la ley, es decir que un cristiano sí se puede casar con un cristiano y un musulmán con un musulmán y un judío con un judío, pero nunca un judío con un cristiano y etc.  Como lo mencioné, NO existe el matrimonio civil para éstos casos.

Quiero también aclarar que lo que escribo a continuación no es en ningún caso información formal del procedimiento, es sólo el relato de mi experiencia haciendo los trámites como ciudadano colombiano, no judío (Goy), que contrajo matrimonio con una ciudadana israelí y que quiere dar una luz a personas que estén en mi misma situación. No represento en ningún caso a ninguna autoridad en temas legales, tampoco soy abogado, así que no presto ninguna asesoría legal o formal para éstos trámites.

Bueno, ahora a si a lo que nos concierne.
Lo primero es tener claro que hay que casarse en el exterior.
Si se quiere el camino "fácil" se puede pagar aproximadamente 7,500 shekels (el precio varía según la época y la cantidad de días) y viajar a Chipre donde la industria "matrimonial" es tan próspera y bien establecida, que en un sólo día es posible viajar soltero y volver casado con todos los documentos requeridos. Existe una empresa experta en éstos trámites llamada weddingtours.co.il, personalmente intenté hacer el matrimonio a través de ellos y todo se dañó al final porque no nos brindaron suficiente información (nuestro caso era especial, yo necesitaba visa para viajar a Chipre, ésta visa no la podía obtener si mi visa A5 de Israel no tenía vigencia para más de 2 meses - la mía ya estaba próxima a vencerse - y en Wedding Tours no conocían bien el trámite, al final decidimos casarnos en mi país, Colombia), pero conozco al menos 3 personas que se han casado a través de Wedding Tours sin ningún inconveniente (algunos de ellos israelíes que no se quieren casar a través del rabinato).

En fin, con mi esposa decidimos casarnos en Colombia para de una vez dejar registrado allí nuestro matrimonio así que alistamos los siguientes documentos:

  • Certificado de soltería de mi pareja (éste documento se llama Tamtzit Rishum), debidamente apostillado y luego traducido al español por un traductor certificado por el ministerio de relaciones exteriores en Colombia.
  • Certificado de nacimiento de mi pareja (Teudat Leida), también debidamente apostillado y traducido en Colombia.
  • Mi certificado de nacimiento.
  • Mi cédula colombiana y el pasaporte de mi pareja.


Antes de continuar quiero aclarar que hay dos proveedores de servicios, para mi infalibles en éste proceso:

- En Israel para el tema de las apostillas y traducciones del español al hebreo con Notarión: Miguel Abadi  (correo electrónico: miguel abadi12@netvision.net.il, teléfono: +972 50 866 88 08).

- En Colombia, para el tema de las traducciones del hebreo al español  (con traductor certificado por el Ministerio de Relaciones Exteriores en Colombia), Chaim Schneider (Correo electrónico:  chaimschneider@hotmail.com, teléfono:  3183782399).

Notas Importantes:

  • NO traducir en Israel los documentos que se deben llevar a Colombia (o su país de origen) y NO traducir en Colombia o su país de origen los documentos que se deben presentar en Israel.
  • En caso de querer adelantar el proceso por correo NO enviar los documentos por correo certificado de EMS de doar Israel, repito NO. Busque algún proveedor confiable de correo como FEDEX, UPS, etc.
  • Si usted no es israelí y quiere casarse con un israelí, NO ingrese al país con los documentos requeridos para ello (lo pueden parar en la entrada y deportarlo).
  • Si usted ya tiene un proceso en misrad hapnim y quiere viajar al exterior para casarse, pero aún no tiene visa B1 o A5 con permiso para abandonar el país, o se ha quedado en Israel ilegal o fuera del termino de tiempo que le han otorgado, es probable que no lo dejen entrar al país luego, incluso si se ya se ha casado.

Volviendo al tema, con los documentos listos y estando aún en Israel buscamos una notaría que nos casara en Colombia, al principio fue difícil porque hay una estúpida ley colombiana que dice que sólo se puede contraer matrimonio en Colombia si el ciudadano colombiano ha vivido en Colombia los últimos 6 meses previos al matrimonio, por lo que en teoría no se puede sólo viajar a Colombia sólo para casarse. Pero ésta absurda ley tiene su solución y es simplemente: como colombiano no mencione en ningún momento que usted no vive en el país, nadie va a comprobarlo ni a pedir alguna constancia de ello, al final la notaría está obligada a creer en su palabra.

Después de llamar a varias notarías, cada una con sus propias exigencias (algunas absurdas como por ejemplo la de publicar un edicto en el consulado de Israel para permitir el matrimonio), llegamos a la notaría 19 de Bogotá, donde nos brindaron una atención telefónica y personal excelente, la recomiendo a ojo cerrado, gracias a nosotros ahora ya tienen experiencia en éste tipo de matrimonios.

Nos presentamos entonces en la notaría, luego de que los documentos fueron aceptados, se publicó el edicto requerido y acordamos una fecha para el matrimonio por el que pagamos $220.000 en pesos colombianos, luego del matrimonio recibimos dos documentos: el acta de matrimonio y la escritura pública del matrimonio. De éstos dos documentos el importante es el acta de matrimonio, que se debe apostillar para luego llevarla a Israel.

Notas Importantes:
  • El acta de matrimonio no hay necesidad de traducirla en Colombia, sólo se debe apostillar.
  • El acta de matrimonio va firmada sólo por uno de los conyugues (está bien así).
  • La escritura pública no es necesario llevarla a Israel.
  • En ningún caso el matrimonio será aceptado en Israel si sólo uno de los conyugues estuvo presente en el matrimonio, los dos deben demostrar que viajaron a un lugar a casarse.
  • Por si no quedó claro, el matrimonio por poder NO es aceptado en Israel.

De regreso en Israel pedimos cita en Misrad Hapnim para presentar los documentos, ésta cita nos la dieron para luego de 3 meses de haberla pedido, por lo que recomiendo pedirla con suficiente tiempo de antelación, incluso antes del matrimonio y así no esperar tanto. Otra recomendación es NO hacer los trámites en Misrad Hapnim (Ministerio del Interior de Israel) en Tel Aviv, su proceso va a ser seguramente mucho más demorado que si lo hacen en un Misrad Hapnim de una ciudad más pequeña, en mi experiencia las oficinas de Misrad Hapnim de Ramat Gan y Hertzelya tienen una atención excelente. Pero tenga en cuenta que los trámites se deben hacer en la oficina de Misrad Hapnim de la ciudad donde se viva. Yo seriamente recomiendo no vivir en Tel Aviv sólo para no lidiar con Misrad Hapnim de Tel Aviv.
Los documentos que presentamos en Misrad Hapnim fueron los siguientes:
(Cabe anotar que en mi caso ya teníamos un folder abierto por que ya tengo visa A5 entonces el proceso era un poco más fácil, de todas maneras la lista es casi la misma).

  • Certificado de matrimonio debidamente apostillado y traducido por Notarión al hebreo (traducción en Israel con abogado Notarión - Miguel Abadi que mencioné arriba).
  • Fotocopia de todas las páginas del pasaporte de los dos conyugues donde hay sellos.
  • Su pasaporte debe tener vigencia por lo menos de 2 años.
  • Fotocopia de los boletos de vuelo donde conste que los dos viajaron al exterior para casarse.
  • Fotografías del matrimonio y de su vida en pareja. Pero en especial las fotos de la celebración del matrimonio son importantes.
  • Carta escrita por cada uno de los conyugues o una carta común firmada por los dos en la que cuentan la historia de cómo se conocieron y su vida hasta el día de hoy (preferible que sea en hebreo o en inglés, no hay que entrar en detalles innecesarios, una carta concisa).
  • Fotocopia de conversaciones que hayan tenido por chat o email en el último año.
  • Cartas de dos personas que los conozcan como pareja, preferible que la carta esté en hebreo y que sea de algún ciudadano israelí. En la carta la persona debe decir que los conoce y le consta que son pareja.
  • Contrato de arrendamiento firmado por los dos conyugues (si se vive en arriendo, no sé cómo funciona si se vive en propiedad privada), y por supuesto firmado por el dueño del predio.
  • Cualquier carta física de un banco en Israel en la que conste que tienen una cuenta bancaria a nombre de los dos.
  • Tlushei maskoret (certificados de pago de salario), preferiblemente de los dos, si no se tienen hay que demostrar que uno de los dos miembros de la pareja trabaja, o que hay alguien que responde económicamente por la pareja (si usted sólo acaba de llegar a Israel y su pareja no trabaja tendrían que demostrar que los padres de su pareja los sostienen económicamente llevando los recibos de salario de ésta persona y una carta en la que ésta persona afirma que responde económicamente por ustedes).
  • Si ya se vive en Israel, como en mi caso, se debe llevar constancia de que se pertenece a una entidad de salud (kupat cholim), como Clalit, Macabi, etc. No es suficiente con llevar el carnet, hay que llevar copia de alguna correspondencia que haya recibido de la Kupat Cholim, o éxamenes de laboratorio que se haya realizado. Si usted tiene visa B1 o acaba de llegar y no tiene Kupat Cholim asegúrese de hacer un seguro privado de salud y llevar la constancia de que tiene éste seguro.
  • Fotocopias de cartas o documentos que haya recibido en el lugar en que residen (para el Ministerio del Interior es importante constatar que ustedes viven en el lugar en que dicen que viven, y esto lo pueden revisar viendo que los miembros de la pareja han recibido correspondencia a su dirección y en su nombre.
  • Si se tiene, llevar documentos de Bituach Leumi (seguridad nacional), en que conste que usted tiene bituach leumi (especialmente si ya se tiene visa A5).
  • Fotocopias de los recibos de Arnona (municipalidad), electricidad y agua. La arona debe estar a nombre de los dos conyugues, para esto los dos deben inscribirse en la municipalidad (Iria).
  • Llenar formulario de Misrad Hapnim específico para éstos casos de matrimonio. Este gran formulario de color verde cuenta con 8 páginas, debe ser debidamente llenado, hay una sección que debe ser llenada por el propietario de la vivienda en la que residen en Israel (en caso de que vivan en arriendo), otra sección debe ser llenada por la municipalidad (Iriá) en la que consta que el nombre de los dos conyugues está inscrito en la Iriá también con sello de la Iriá, es decir que el recibo de Arnona también llega a nombre de los dos. Las otras secciones se pueden llenar fácilmente, pero es importante anotar que un abogado debe firmar todas las hojas donde se indica. Esto también quiere decir que el abogado debe estar presente cuando el propietario de la vivienda en que residen firma (si quieren un buen abogado en la zona centro pueden contactar al abogado Royi Shaham, teléfono: +972 50 360 9245).
  • Fotos tamaño pasaporte de los dos conyugues.
  • Pagar 800 shekels por la apertura del folder en el ministerio del Interior, esto luego de que el ministerio ya haya aceptado todos los documentos y no les haya exigido nada adicional.
  • Y eso es todo, si se presentan todos estos documentos no debe haber ningún problema para avanzar en el proceso. Misrad Hapnim acuerda con ustedes una cita para entrevista, en ella los separan para entrevistarlos por aparte, nada de que asustarse, lo más importante es decir la verdad y recordar bien las cosas que se hayan hecho el día o días anteriores a la entrevista como qué comió su pareja el día anterior, cuando regresó del trabajo, a qué hora se levantaron, quién salió primero de la casa, etc.
Mucha suerte con los trámites!

Cabe aclarar que NO resuelvo dudas por correo electrónico, es probable que sus dudas sean las mismas de alguien más, por el bien de todos, escriba sus preguntas en la zona de comentarios de éste post, con gusto intentaré ayudar.

Si usted aún no se ha casado y sólo tiene pareja israelí, le recomiendo visitar mi post:

Apéndice:
  • En el formulario de Misrad Hapnim el conyugué no israelí debe manifestar si desea comenzar el proceso para obtener la ciudadanía israelí, éste proceso dura 4 años. Si usted como en mi caso, ya vive un tiempo en Israel, puede solicitar la ciudadanía antes de 4 años, pero nunca antes del mínimo establecido por la ley, que es 7 años desde el momento en que recibió teudat zeut.
  • En el formulario se debe manifestar cuál es su religión, y usted está en su derecho de escribir que no pertenece a ninguna religión.
  • Si usted no se ha casado y solo ha hecho los trámites para vivir en pareja, luego de 7 años se le otorga la residencia permanente (toshavut keva) que no es lo mismo que la ciudadanía, pues se puede perder si se abandona el país por largo tiempo, mientras que la ciudadanía sí es permanente.
  • Luego de obtener la ciudadanía israelí se puede solicitar pasaporte israelí, pero éste derecho al pasaporte también se pierde si se abandona el país por largo tiempo. Si se pierde el derecho a éste pasaporte la persona debe pedir en Misrad Hapnim un documento para poder salir del país, pues los ciudadanos israelíes no pueden abandonar el país con un pasaporte que no sea israelí.
  • Luego de obtener la visa B1 o A5, al principio del proceso, se recibe un permiso de trabajo SIN RESTRICCIONES, lo que quiere decir que cualquier empresa puede darle empleo. Algunas empresas no conocen bien el proceso y creen que deben obtener una autorización de Misrad Hapnim para emplear a alguien que tiene visa B1. Pero en realidad su permiso de trabajo con visa B1 por tener pareja israelí, es diferente, le otorga más derechos que los de un trabajador extranjero (oved zar), si usted tiene pareja israelí, usted no tiene un estatus como el de los filipinos que cuidan ancianos o los chinos que trabajan en construcción (todos ellos necesitan que el empleador demuestre que requiere de sus servicios), usted puede trabajar sin restricciones. Por otra parte, tengo entendido que si usted tiene visa B1, el empleador debe pagar más impuestos (alrededor de un 20% más) si quiere emplearlo.

viernes, 14 de febrero de 2014

Si quiere conformar una pareja en Israel, atención ¡NO ingrese a Israel con los documentos requeridos para ello!

No soy judío y me he casado con una mujer israelí, vivo en Israel ya más de 5 años y creo que a pesar de haber tenido que lidiar con todo el aparato burocrático no nos ha ido tan mal. En el camino hemos tenido que aprender cómo funcionan las cosas y hemos tenido que pagar un precio por ello, un precio que espero que nadie más tenga que pagar, hemos pasado todo el proceso para obtener visa de trabajo B1 primero, luego A5 con teudat zeut, etc.

En mi experiencia los servicios burocráticos en Israel no son tan malos como muchos afirman, repito, en mi experiencia. Creo que he tenido la suerte de llegar a oficinas del ministerio del Interior (misrad hapnim) donde son amables y nos brindan toda la información necesaria. También defiendo la teoría de que si se presentan los documentos requeridos, se es puntual, se dice la verdad y se cumple con la ley, todo tiene que salir bien y se puede obtener la visa israelí.

En los días anteriores alguien en mi misma situación (no israelí - no judío, con pareja Israelí), me escribió contándome una historia que jamás pensé que podría ocurrir, pero ocurrió, y la deben saber todos los que el amor los haya traído por estas tierras a veces agrestes. Aquí está la historia:

"Hola Andres, buenas noches. El Sr. Chaim Schneider me habló de ti y tu blog. Mi caso es el siguiente. Soy Colombiana, vivo en Bogotá, viajé a Israel por primera vez a los 20 años cuando una amiga casada con un Israelí me llamaba para invitarme a pasar unos día que a decir verdad fueron tan maravillosos que me enamoraron de Israel, la primera vez fue mágica, hasta trabaje en un Kibutz de voluntaria, pero a pesar de todo extrañaba mi tierrita (La familia, la almojábana, la arepita... era la primera vez que viajaba tan lejos y sola), bueno gracias a Dios fue sencillamente espectacular, quedé enamorada de Israel y quería volver. Al cabo de dos años regresé, me dieron tres meses nuevamente y esta vez me quedé en Tel Aviv, estudié hebreo en el Ulpan Gordon con visa de turismo, tenía que pagar 1000 shekels por mes.

Fue una experiencia divertida todos los profesores hablaban solo en hebreo, recuerdo una compañera Argentina que siempre se disgustaba y preguntaba por qué los profesores no hablaban español, hay personas de todas partes del mundo y ver la cara de cada uno de nosotros aprendiendo un idioma que nadie entendía, y cuando nos ponían a cantar todos tan diferentes pero con un amor por el mismo idioma y país, muy chevere. Conocí a alguien muy especial y me dieron después otros tres meses gracias a él, pero al final justo cuando la visa estaba por vencer casi finalizando los 6 meses, me enfermé y me hospitalizaron y pues así, sin tener otra alternativa salí de Israel pocos días después de la visa pensando que des afortunadamente todo había acabado.

Estando en Colombia nuevamente me dijeron que ya no podía volver y así espere 7 años con la ilusión de poder algún día volver a ver a ese hombre especial y esas tierras que me enamoraron y me enseñaron a amar y a tener paciencia, hasta que un día directamente con la embajada de Israel en Colombia comprendí que no era verdad lo que algún día me habían dicho, y que podía volver en cualquier momento, entonces llene mi equipaje de sueños y con todos los sacrificios regresé, me dieron tres meses nuevamente pero ya nada era como antes, de aquel hombre especial solo quedaba el recuerdo porque a él también le habían dicho que no había nada que hacer y pues así él siguió su vida, quería devolverme al otro día. En ese momento ocurrió que el amor de verdad tocó a mi puerta (ya era edad de empezar y darme una oportunidad de verdad después de 7 años, algo así como "Amor en los tiempos del Cólera" de Gabriel García Márquez con la diferencia que ya había esperado el tiempo suficiente).

Nos conocimos, después la familia de él, viajamos todos a celebrar año nuevo y así, nos tomamos fotos en todas partes, fuimos a Jerusalén (sin pensar que al poco tiempo estaríamos necesitando todas esas fotos) y hasta cartas de los familiares para otros tres meses en Israel, esta vez me devolví a Colombia un mes y medio antes que mi visa terminara para adelantar todos los documentos que necesitaba traducidos y apostillados.

Preparé todos los documentos que me pedían, certificados de antecedentes, certificado de soltera, registro civil de nacimiento traducidos y apostillados y fue así que tuve la oportunidad de conocer a Chaim un señor muy amable, muy profesional, da buenos precios por las traducciones, está autorizado por la embajada de Israel en Colombia y gracias a él estoy escribiéndote ahora a ti.

Bueno, después de un tiempo y con mis documentos traducidos viaje a Israel pero está vez ya fue totalmente diferente, después de un interrogatorio largo, protocolo normal que estaban haciendo con todos los extranjeros en el aeropuerto Ben Gurion en Tel Aviv, se acerca un policía con mi visa de entrada en la mano y me dice vamos a revisar el equipaje, yo al ver mi visa de entrada ya estaba más tranquila después de tanto tiempo de espera, pero la sorpresa fue que la policía hablaba español y después de revisar mi equipaje detenidamente, tomo aparte mis documentos traducidos (llevaba documentos hasta de estudio) y al ver y leer los documentos que llevaba traducidos junto con mi medicamento regreso a la oficina donde me dieron la visa y les dijo que yo iba a quedarme, yo le dije que son los documentos que me pedían la vez pasada y que ya los traía pero inmediatamente al ver los documentos me negaron la entrada y me devolvieron el mismo día para Colombia, aparte de que cometí el error de no imprimir mi tiquete de regreso porque era un tiquete electrónico y se me olvido imprimirlo, bueno ellos muy amablemente me dijeron tienes que volver con una invitación del Ministerio de relaciones exteriores de Israel.

Al regresar casi muero de tristeza, por un momento sentí que todo se derrumbo, empezamos el proceso para la invitación, necesitaban mis documentos que llevaba traducidos, mas certificados médicos, copia del pasaporte autenticada, copia de la visa que me dieron al entrar autenticada y apostillas, lo envié por correo con la sorpresa que las traducciones no me las valían de aquí, solo de allá con traducción de Notarion, las apostillas en Colombia son por Internet entonces las impresiones que saque no valían, hasta que confirmaron que ahora en Colombia la mayoría de documentos son por Internet, después de casi 8 meses nos confirman que la invitación está en proceso para que la embajada de Israel en Colombia me llamara hacer unas preguntas para la invitación, paso un mes y medio aproximado cuando me llamaron hacer las preguntas, me preguntaron hasta por qué estudié hebreo con visa de turismo hace varios años, pero la verdad muy amables como siempre, después esperé casi otro mes y medio, cuando en Israel llamaron al hombre maravilloso que ahora tenía el amor, y la paciencia de esperarme para hacerle unas preguntas, después de eso al pasar como un mes y algo le dan respuesta de la invitación: Nos dieron dos noticias, una buena y una mala: 

La buena es que me aprobaron la Invitación, la mala es que toca dejar un deposito de 30.000 Shekels (Es normal y para todos,) después de casi un año la decisión tomada es casarnos (Bueno no hay mal que por bien no venga), formar un hogar, convertirse al judaísmo, aprender hebreo bien, tener hijos que amen y den la vida por Israel y claro Colombia, por un mundo mejor y así Dios se da cuenta que al final aunque no es fácil no es imposible..."

La lección que ésto nos deja es simple. Cuando se va a entrar a Israel hay que hacerlo diciendo que se viene en plan de turismo y no portar ningún documento de los requeridos para establecerse legalmente en Israel. Se puede pedir luego que algún familiar haga el envío por correo certificado o enviarlos con anticipación a su llegada a Israel.